Empresas y gestión de redes sociales: errores más comunes

Empresas y gestión de redes sociales: errores más comunes

En la actualidad, plantearnos si nuestra marca estará en medios sociales no es una opción. Pero no solo basta con tener presencia: la gestión adecuada para lograr objetivos en redes sociales es lo más importante. Estas son algunas de las herramientas más poderosas para dar a conocer a la empresa, sus productos y servicios, transmitir sus valores, generar conversación, publicitarse y hasta vender. Pero hay que saber cómo hacerlo.

La relevancia que ha adquirido el terreno online en el crecimiento de una marca en los últimos años es espectacular. Algunas empresas son todo un ejemplo de buenas prácticas, pero otras, ignorando los beneficios que una buena estrategia de Social Media podría traerles, siguen cometiendo los mismos errores en redes sociales. Hay quien todavía piensa que son un tema sin importancia. Si ellos supieran…

El error más frecuente que cometen las empresas es el de no contar con una persona cualificada encargada de las cuentas corporativas.  Es importante que el equipo de gestión en redes sociales esté impregnado de la cultura de la compañía para retransmitir sus valores, pero sobre todo que esté formado por profesionales del sector, capacitados para diseñar una estrategia y familiarizados con las herramientas más comunes.

Estar en todas las redes sociales porque sí también es habitual. No es necesario tener presencia en todas, pero sí es imprescindible mantenerlas actualizadas y ser constante en las elegidas. Además, cada una tiene una razón de ser, por lo que en ningún caso tiene sentido implementar la misma estrategia en varias plataformas sociales. Ya sabéis, el que mucho abarca, poco aprieta.

Muchas marcas publican sin una planificación y calendarización previa de los contenidos. Y el público, que no es tonto, se da cuenta. Por eso resulta esencial diseñar los posts con antelación para no tener que preguntarse nunca “¿qué publicamos hoy?”. También es importante hacerlo con una periodicidad fija y ofrecer contenido relevante y de interés que se identifique con los valores de la marca. Hablar únicamente del producto y la marca aburre a la audiencia. 

Las redes sociales son el canal más cómodo y rápido para dirigirse a los consumidores, responder a sus consultas y generar conversación y engagement. Son la mejor opción para humanizar a la marca y darle voz. Con todo, son muy comunes esas cuentas que ignoran las dudas y preguntas de sus usuarios o tardan demasiado en responder, dañando así su imagen de marca. El community management es indispensable. 

Que sean más informales y distendidas que otros canales de comunicación tradicionales no quiere decir que la mala ortografía en las redes sociales esté permitida. La forma y el estilo son tan importantes como el contenido. Ojo con las tildes, los símbolos, los espacios, las abreviaturas, las mayúsculas y demás faltas de ortografía en las redes sociales. Y ten especial cuidado también con la calidad de imagen de tu logotipo, las imágenes pixeladas y el tamaño de las creatividades (existen unas medidas para cada red social). Recuerda que eres una marca, ¡tienes que cuidar tu imagen ante el público!