Cinco beneficios de tener un blog corporativo

Cinco beneficios de tener un blog corporativo

Si existe un instrumento esencial en la estrategia de contenidos de las empresas, ese es el blog corporativo: una poderosa herramienta comunicativa que nos permite conectar con nuestro público -no solo clientes, sino también proveedores, socios y empleados-, reportando numerosas beneficios a la marca.

Ponerlo en marcha no es tan sencillo como parece. Es necesario cuidar el contenido, el estilo de redacción y la extensión del texto, así como prestar atención a la periodicidad de publicación, la optimización para buscadores y la moderación de comentarios, entre otras cosas.

Por ello, la responsabilidad del diseño de la estrategia y la misma gestión del blog de marca debe recaer en manos de un profesional experto en Inbound Marketing, una metodología entre la publicidad y el marketing que conecta con los usuarios de manera natural, no intrusiva, aportando en todo momento contenido interesante y de valor al público.

Si en el plano online todavía no cuentas con uno, es momento de comenzar a sacarle partido a las numerosas ventajas que puede reportar a a tu estrategia el correcto desarollo de un blog. A continuación, cinco de sus grandes beneficios.

Generar notoriedad aportando contenido de calidad

Es importante seleccionar las temáticas relacionadas con nuestro sector que trataremos en nuestros posts para ganar en visibilidad y, por tanto posicionarnos en la mente del público como expertos en la materia. Solo así lograremos diferenciarnos de la competencia y convertirnos en líderes.

Reputación online y confianza del público

Si nuestros clientes nos ven como referentes, confiarán en nuestra marca y nuestros productos. Para lograrlo, las publicaciones tendrán una personalidad y un tono comunicativo únicos que reflejen los valores de nuestra empresa (así como una acertada selección de contenidos, un estilo cuidado y una frecuencia fija de publicación). Esto, como es lógico, influirá positivamente en la decisión de compra.

Generar diálogo y engagement

Un blog corporativo permite crear una comunidad de usuarios, generar conversación e intercambiar opiniones sobre la marca, sus productos y las temáticas tratadas.

Puede y debe convertirse en un canal de comunicación bidireccional que se retroalimenta constantemente. Nuestra empresa aportará información de interés para el público y atenderá sus opiniones y peticiones, buscando ajustar al máximo la oferta comercial a las necesidades de los clientes.

Mejorar la visibilidad de la web (posicionamiento SEO)

Esta es, probablemente, la ventaja más tangible de todas. Aplicando las técnicas del SEO on-page (keywords, optimización de metadatos, periodicidad y extensión adecuadas, entre otras) y del SEO off-page (como el linkbuilding) mejoraremos nuestra presencia online, ubicándonos en los primeros resultados de los motores de búsqueda.

Atraer tráfico, generar leads y aumentar las ventas

El principal objetivo de las estrategias de Social Media suele ser incrementar el tráfico a la web oficial de la compañía y, en este sentido, un blog puede convertirse en la plataforma idónea para lograrlo.

Dirigiendo a los lectores a nuestro sitio web tendremos más posibilidades de que se conviertan en leads. Y, como es lógico, a más visitantes, más leads y más conversiones. El quinto gran beneficio de desarrollar un blog corporativo está en aumentar nuestra base de datos, potenciales clientes y, por supuesto, las ventas.

Por todo esto, si generar notoriedad, confianza y reputación online; aumentar la visibilidad, el tráfico web y los leads o establecer conexión y diálogo con tu público son algunos de tus objetivos empresariales… el blog  corporativo es la mejor opción para alcanzarlos.

¡Adelante!