A las marcas no se les da “Me gusta”, se les da “Me encanta”

A las marcas no se les da “Me gusta”, se les da “Me encanta”

En nuestra constante búsqueda por aprender y compartir conocimiento en el giro del marketing digital, en días pasados llegamos a una conferencia que nos dio un refresh de emociones.

fromliketolove-2

“From Like to Love, cómo evolucionan las marcas en la era digital” es el nombre de la conferencia que acabó convirtiéndose en un recorrido por la piel de nuestras marcas de la mano de Andy Stalman.

Más conocido como Mr. Branding, nos reunió en una sala de cine para proyectarnos la mejor película de todas. Y es que esta historia trata de cómo nuestras marcas respiran y cómo nosotros lo habíamos olvidado.

En esta era, donde todos los procesos han sido automatizados e incluso aquello que considerábamos tan nuevos como el marketing digital ya tienen un proceso y metodología, hemos de regresar a los básicos y tomar en cuenta al momento de hacer branding que lo único que no podemos mecanizar son las emociones.

Durante su plática revivimos algunas ideas que tenemos empolvadas, como que para hacer branding no es suficiente que demos a “conocer” una marca, sino que debemos darla a sentir; ya que solo aquello que nos abraza, que nos hace sentir importantes, es lo que trasciende.

fromliketolove-3

¿Cuándo fue la última vez que una marca te hizo sentir importante? fue la duda que nos dio vueltas por la cabeza esa mañana, porque al mismo tiempo nos cuestionábamos de qué manera estamos haciendo que nuestros clientes se sientan importantes. Lo cierto es que ya no basta con segmentar anuncios a audiencias, sino que todo el tiempo debemos buscar tocar el corazón de las personas que se encuentran detrás de las pantallas.

Y es que una vez migramos de creer que nos dirigíamos a las masas y pasamos a tratar con audiencias activas, sabemos que todo el tiempo hemos tratado con personas.

Les compartimos una gran verdad: lo opuesto al amor no es el odio, es la indiferencia.

Esta conferencia fue una invitación a dejar de hablar de clics en nuestros resultados y volver a hablar de personas; a pasar de la Big Data a los Small details, pues, al final, son los que marcan la diferencia en las campañas exitosas. Dejemos de hablar de que los productos son bienes o servicios, pues el 90% de las marcas hoy son intangibles.  Retomemos la experiencia, dejemos de lado el precio y prestemos atención al valor de la marca.

Amamos esta charla porque nos puso la piel chinita, porque nos hizo sentir, porque por un momento fuimos importantes. Hagamos lo mismo con nuestros clientes. Dejemos a un lado el target, y digamos hola, de nuevo, a las personas.

Nosotros nos atrevimos a sentir, y tú… ¿hasta dónde quieres llegar?