eCommerce de alimentación en 2021

eCommerce de alimentación en 2021

¡Continuamos para bingo! Una clásica expresión que desde nuestro punto de vista reflejará las tendencias del eCommerce de alimentación en 2021.  Este año del COVID ha servido para que los clientes, los supermercados y los fabricantes hayan comenzado a alinear las necesidades y demandas con la oferta de productos online. El boom del eCommerce va a continuar y, mientras el COVID siga presionando a la sociedad, los confinamientos y restricciones de movilidad seguirán facilitando la expansión del eCommerce de alimentación y los nuevos compradores de 2020 usarán el canal online más que antes.

Consolidación digital también para el sector de la alimentación

Tras una primera ola de la pandemia y de digitalización acelerada, ha comenzado la fase de consolidación digital para muchos negocios. Gran cantidad de consumidores han descubierto las ventajas del mundo online y el uso recurrente de los servicios de compra digital dan más impulso a las marcas para profundizar en su digitalización y mejorar sus sistemas.

Escoger la plataforma para mi eCommerce de alimentación

¿Creo mi tienda online o me decanto por un marketplace? Si estás iniciándote en la venta online o la oferta que tienes de productos crees que puede ser diferencial, la recomendación es unirte a un marketplace. Un presupuesto limitado puede ser lo que te haga tomar la decisión. Además, la profesionalización de los marketplaces te ayudará a que tu tienda cuente con elementos fundamentales como una gestión logística probada y un sistema de pago universal, contrastado y seguro como Visa, Addon Payments, Marstercard, etc. Así los clientes generarán confianza en tu negocio.

Durante la primera ola muchos comercios locales se asociaron para crear marketplaces locales, de las diferentes asociaciones de comerciantes de una zona o de un mercado de abastos. 2021 será el año de la digitalización del comercio local. Nuestros comerciantes no se van a dejar comer por los grandes del mercado. El cliente local es un cliente digital, le ha perdido el miedo a comprar por internet, reservar mediante un whatsapp o mediante cualquier red social. Porque para que una venta se considere que se ha realizado por internet no significa obligatoriamente que todo el ciclo de venta se efectúe por el canal digital, sino que lo inteligente es mezclar lo bueno de ambos mundo, o lo que mejor se adapte a nuestro negocio.

Así, las redes sociales han gozado en 2020 de un enorme crecimiento gracias al social commerce. Las redes como Instagram o Facebook ya no son solo escaparates, sino que cuentan con todo un desarrollo tecnológico detrás que permiten crear una auténtica plataforma de ventas a través de ellas. El Social Commerce es social, visual y móvil, justo tres características similares al del estilo de vida del comprador online. La venta directa desde el canal social evita una brecha con una gran tasa de abandono. El Social Shopping ahorra tiempo y esfuerzo a los consumidores y a las empresas.