La gran duda: ¿eCommerce propio o marketplace online?

La gran duda: ¿eCommerce propio o marketplace online?

¿Vender a través de una tienda multimarca o con nuestra propia tienda? Esa es la gran duda que desde hace años han tenido las marcas. Esa disyuntiva, trasladada al online, se traduce en preguntarnos si es mejor centrar nuestras operaciones de venta en un eCommerce propio o en un marketplace. Pues cada uno que saque sus propias conclusiones, porque tanto un eCommerce propio como un marketplace tiene sus pros y sus contras y cada marca tendrá que evaluar qué estrategia de venta online seguir.

La evolución de los acontecimientos en los últimos meses ha ido incrementando el número de tiendas online y marketplaces a un ritmo muy superior al de la evolución y maduración del mercado online esperado. Pero a la hora de decidir cómo acceder a los clientes que están por internet las preguntas se multiplican. Por eso te interesa conocer las bondades y desventajas de un marketplace online y las de un eCommerce propio.

¿Qué es un marketplace?

Un marketplace es una tienda de tiendas, es decir, un espacio en el que diferentes vendedores muestran y venden sus productos. Lo que toda la vida ha sido un centro comercial en su versión online. Los más conocidos son eBay, Amazon, Aliexpress, Walmart, Alibaba o TMall. Pero cada marca debe buscar su hueco teniendo en cuenta el nicho de mercado al que se dirija. A veces es mucho más eficiente instalarse en un marketplace sectorial que en uno global. Si mi tienda está dirigida a las conservas de pescado podría ser más rentable un marketplace de alimentación que uno generalista. Igual, igual que en la vida offline.

Si estás iniciándote en la venta online unirte a un marketplace online puede ser una gran opción para probar el mercado. Con un presupuesto limitado puede ser un canal único o complementario a tu canal de venta tradicional muy interesante.

¿Qué ventajas tiene un marketplace online?

  1. Ahorro de costes. La inversión en la infraestructura tecnológica la pagarás con comisiones sobre las ventas o con una cuota mensual, por lo que no es necesario un importante desembolso inicial.
  2. Posicionamiento del producto. Si tu público no conoce tu producto difícilmente venderás. Los marketplaces son los primeros interesados en generar tráfico hacia sus tiendas, por lo que te será de gran ayuda en tu estrategia SEO.
  3. Confianza. Si estás empezando tu marca no cuenta con un reconocimiento en el mercado, por lo que los primeros clientes se verán protegidos en las transacciones por la marca del marketplace.
  4. Gestión de cobros. Los marketplaces normalmente serán los que cobren a tu cliente, por lo que te desentenderás de la negociación con los bancos o entidades de gestión de cobros. El marketplace redirigirá los cobros a tu cuenta, deduciendo una comisión de gestión. 
  5. Logística. Tanto la entrega como la recogida de mercancía es uno de los caballos de batalla más importantes en el comercio online. Pues bien, muchos marketplaces incluyen la gestión de la logística como una opción, incluso a nivel internacional.

¿Y desventajas?

Obviamente, los marketplaces también quieren ganar dinero, por lo que no todo pueden ser ventajas para las marcas.

  1. Competencia. Tu producto competirá en las mismas páginas con los de tus adversarios, por lo que tendrás que revisar continuamente los precios a los que otras marcas ofrecen productos similares al tuyo.
  2. Branding. Es muy difícil conseguir un posicionamiento de marca en un marketplace. El centro comercial intenta que sea su marca la que predomine, por lo que su marca siempre, siempre, estará por encima de la tuya.
  3. La base de clientes. El marketplace intentará crear una base de clientes a costa de los vendedores que están agrupados bajo su paraguas. De esta manera, la información estratégica que debería ser uno de los objetivos prioritarios de un eCommerce forma también parte de la estrategia del marketplace, por lo que tendrás un buen choque de intereses por los datos de tus clientes.
  4. Costes. Si ya cuentas con un gran volumen de ventas los costes en comisiones pueden ser muy altos. Vigila estas comisiones para mejorar tu rentabilidad.
  5. Fidelización de los clientes. Te será complicado generar clientes fieles a tu marca, porque los propios clientes de un marketplace no son fieles a éste.

La alternativa, un eCommerce propio

La alternativa a un marketplace es construir tu propio eCommerce. Hay múltiples opciones que también tendrás que evaluar según el producto que vayas a vender, volumen, posicionamiento, etc. En el mercado hay numerosas plataformas eCommerce como Magento, Prestashop, Shopify o WooCommece, entre otras.

Ventajas de un eCommerce exclusivo

La gran ventaja de un eCommerce propio es la información. La información de tus clientes es el meollo de la rentabilidad de cualquier negocio, y ser tú el dueño del conocimiento de los clientes es un gran paso para tu negocio.

  1. Competencia. En tu eCommerce tu marca es la única presente, por lo que evitarás que otras marcas te eclipsen.
  2. Experiencia de usuario. Recogerás los éxitos de la implantación de un correcto diseño de la experiencia de tus clientes. Tu conoces a tus clientes y conoces sus necesidades, por lo que puedes diseñar todo tu entorno digital como mejor se adecúe a tu marca.
  3. Fidelización. Es la clave. Como indicamos un poquito más arriba, la información de tus clientes es tuya. Por tanto, tienes la capacidad absoluta para mejorar su fidelidad con promociones, información interesante para cada nicho de clientes, personalización, etc.

En resumen: la marca, el producto, el precio y los clientes son tuyos y sólo tuyos.

Algunas desventajas importantes:

  1. Costes. Si bien los costes de implementación de un eCommerce propio se han reducido en los últimos años, no deja de ser un gasto importante que se asume al abrir el negocio online. Aquí no hay mensualidades, pero muchas veces tendrás que tener en cuenta un mantenimiento periódico de tu tienda digital.
  2. Posicionamiento. Nadie hará esta tarea por ti, y es clave para que la gente te conozca. Recuerda, acabas de abrir una tienda en un océano de tiendas y debes darte a conocer, que la gente te encuentre. Cuando tu marca sea importante y reconocida por el mercado te buscarán, pero por el momento tienes que buscar tú a los clientes.
  3. Logística. Suele ser el talón de Aquiles de muchos eCommerce. Al igual que en una tienda física tú eres el único responsable de que los envíos lleguen a su destino, con la diferencia de que en este modelo tendrás, si todo va bien, cientos de envíos diarios. ¡Ah!, y no olvides la logística inversa, la devolución es un hito importantísimo en el customer journey de un negocio online.

En resumen

Si tu presupuesto es limitado o no tienes claro el futuro de tu negocio online tu lugar es un marketplace online. 

Si tu negocio tiene o va a tener un gran volumen tu sitio online debe ser un eCommerce propio, donde tendrás más libertad y los costes, que al principio son mayores, se reducirán por el mayor volumen. Incluso si tienes tu propio eCommerce puede ser interesante que estés presente en un marketplace, porque añadirás otro canal de venta con clientes diferente.